Energía geotérmica

La energía geotérmica, en un sentido muy amplio, es la energía térmica contenida en el interior de la Tierra.

En la corteza terrestre existen amplias zonas estables con flujos de calor que corresponden a gradientes térmicos de 2-4 °C cada 100 m de profundidad (energía geotérmica de baja temperatura), y también existen zonas con flujos de calor mucho más elevados, que corresponden a gradientes térmicos de 20-30 ºC cada 100 m de profundidad (energía geotérmica de alta temperatura).

Cuando en una zona se cumplen las condiciones necesarias para poder explotar económicamente la energía geotérmica de su subsuelo, se dice que allí existe un yacimiento geotérmico.

Existen varios tipos de yacimientos geotérmicos:

Yacimientos de alta temperatura (figura 1.5). Existen únicamente en las zonas activas
déla corteza. Un yacimiento de estas características está formado por una fuente de calor
magmático; una roca permeable que almacena el fluido a alta temperatura (entre 150 y 350 CC)
y una capa superior formada por rocas impermeables. Normalmente esta capa superior
impermeable no es perfecta, por lo que el fluido se escapa a través de grietas dando lugar a
geiseres, fumarolas. fuentes termales, etc. El agua caliente o el vapor se utilizan para accionar
turbinas de vapor y producir electricidad (centrales geotérmicas). En afloramientos naturales,
el agua y los gases calientes se utilizan directamente para producir agua caliente para usos
residenciales, industriales o agrícolas.

Yacimientos de media temperatura. El fluido está a temperaturas menos elevadas,
normalmente entre 100 y 150 CC. Se puede producir electricidad mediante el uso de ciclos
binarios; que hoy en día presentan todavía rendimientos termodinámicas muy bajos. La mejor
forma de aprovechar este calor es en sistemas de calefacción y. o refrigeración (máquinas de
absorción).


Yacimientos de baja temperatura. Se encuentran en zonas estables de la corteza, es decir
con flujos de calor normales. La única condición geológica requerida en estos casos es la
existencia, a la profundidad adecuada (entre 1.500 y 2.500 m). de materiales geológicos
permeables capaces de contener y dejar circular fluidos que extraigan el calor a la roca.

Existe, no obstante, una segunda condición no geológica, sino económica. Debido al bajo nivel térmico del fluido (entre 6o v 100 CC), éste ha de ser utilizado en aplicaciones directas del calor
(producción de agua caliente para usos residenciales, industriales o agrícolas), loque requiere
la existencia en las proximidades del yacimiento de una demanda energética suficiente.

Yacimientos de muy baja temperatura. Cuando la temperatura del fluido es muy baja
(entre 20 y 30 CC), éste puede utilizarse para producir agua caliente sanitaria y en sistemas de
climatización mediante bomba de calor.


0

Popular Posts

La Estafa Eléctrica contra España.

PRIMER MERCADO INTEGRAL ECOLÓGICO EN CANARIAS, DÍAS 18 y 19 DE OCTUBRE EN EL TAO.

3.400 M? perdonados a las eléctricas y 7 millones de personas a la luz de una vela

Ejemplo de aplicación práctica de Balance Neto en España a dia de hoy

Carbón, gas y petróleo reciben cuatro veces más ayudas que las renovables - Energías Renovables, el periodismo de las energías limpias.

Panorama - KIC InnoEnergy lanza su 1º Premio de Energía Sostenible